top of page

Adolescentes al volante: ¿Cómo ayudarles a ser conductores responsables?

Actualizado: 27 mar 2023

Llega un punto en la vida dónde los hijos hacen esa pregunta “¿Me enseñas a manejar?” Y como padre, uno solo piensa en todos los riesgos a los que van a estar expuestos, y siendo francos, no solo es una creencia, es una realidad. Los accidentes vehiculares son una de las principales causas de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años. ¿Cómo sentirme tranquilo y confiar en ellos? ¿Cómo enseñarles que el auto es una gran responsabilidad?


Cuando somos adolescentes pensamos que todo es divertido y terminamos poniendo a prueba nuestros límites. Puede ir desde llegar tarde a una clase, al trabajo o hasta ir a exceso de velocidad, muchas veces por querer quedar bien con los amigos o por el simple hecho de no tener idea de la importancia e impacto que pueden tener nuestros actos, por lo que no tomamos conciencia de los grandes riesgos a los que nos exponemos.


La edad, inexperiencia, responsabilidad y actividad social de un adolescente son los principales factores que un padre toma en cuenta a la hora de considerar prestarle/comprarle un auto. No es fácil tomar esta decisión.


En muchas ocasiones es difícil hacerle entender a los hijos que un auto no es un juguete, que es una enorme responsabilidad, que tienen vidas en sus manos y que los consejos que se les dan no son para molestarlos o regañarlos, si no para realmente cuidar de ellos. Pero a esta edad la comunicación se vuelve un reto.

“Para lograr una buena comunicación debe haber confianza”. Aunque la mayoría de los adolescentes prefiere no decir que esta pasando con su vida y debido a sus instintos paternos muchas veces los padres quieren saberlo todo. La realidad es que ellos están creciendo, deben ser independientes y la mejor estrategia como padres es hacerles saber que estamos ahí para apoyarlos y guiarlos, no para vigilar todo lo que hacen.


En la investigación del Psicólogo Javier Urra para su libro ¿Qué ocultan nuestros hijos?, se realizó un estudio donde preguntaron a padres e hijos que ocultaban los unos de los otros y por qué. Los resultados mostraron que, efectivamente, se reservan algunos temas entre sí, además, por razones muy parecidas.


Ambos evitan temas relacionados a experiencias sociales, relaciones sexuales o problemas personales. En realidad, padres e hijos no somos tan diferentes. La clave es ser sincero el uno con el otro, no completamente transparente.


Por ejemplo, esta bien que nos cuenten con quién y dónde estarán, tal vez una explicación muy general sobre lo que harán. Pero es importante dejar que ellos experimenten su vida y confiar en que tienen los valores y conocimientos necesarios para enfrentarse a diferentes circunstancias. No podemos evitar que vivan su vida, pero si darles las herramientas para que lo hagan de la mejor manera.


Existen muchas herramientas y acuerdos entre padres e hijos usados para tener la tranquilidad de saber dónde y en que situaciones están, como las llamadas telefónicas, los mensajes de texto, permisos anticipados y otras más graficas como aplicaciones de rastreo en el celular o en los autos.

Una herramienta útil que puede ayudarnos en esta tarea es el rastreo satelital, que nos permite monitorear la ubicación y actividad del vehículo en todo momento. Además de proporcionar tranquilidad, el rastreo satelital puede ayudar a salvar vidas.

¿Cómo puede el rastreo satelital ayudar a salvar vidas? Aquí hay algunas funciones útiles que pueden marcar la diferencia:

  • Paro de motor: Esta función permite detener el vehículo de manera remota en caso de emergencia, como un accidente o si el vehículo es robado. En situaciones peligrosas, detener el vehículo puede ser una forma efectiva de prevenir muchos riesgos.

  • Alertas por exceso de velocidad: El rastreo satelital también puede alertarnos si nuestro hijo está conduciendo a una velocidad peligrosa. Esta función nos permite monitorear la velocidad del vehículo en todo momento y recibir alertas si el vehículo supera ciertos límites de velocidad. Esto puede ayudar a prevenir accidentes de tráfico graves.

  • Alerta por manejo nocturno: El manejo nocturno puede ser peligroso, especialmente para los conductores jóvenes e inexpertos. La función de alerta por manejo nocturno nos permite recibir una alerta si el vehículo se utiliza durante ciertas horas de la noche, lo que nos permite monitorear y controlar el uso del vehículo durante este período crítico.

  • Localización 24/7: El rastreo satelital nos permite conocer la ubicación del vehículo en todo momento. Esta función es especialmente útil si nuestro hijo se encuentra en una situación de emergencia y necesita nuestra ayuda. También nos permite saber si nuestro hijo se encuentra en un lugar peligroso o no autorizado.

  • Aplicación disponible para el teléfono celular: Con la mayoría de los servicios de rastreo satelital, podemos acceder a la información del vehículo desde nuestro teléfono celular. Esto nos permite monitorear la ubicación y actividad del vehículo en todo momento, lo que es especialmente útil cuando no estamos en casa.

Es importante destacar que el rastreo satelital no es un servicio costoso y tiene demasiados beneficios para la seguridad de nuestros hijos. Además, no es un servicio exclusivo de grandes empresas y no solo se utiliza para prevenir el robo de vehículos. Es una herramienta útil para monitorear la seguridad y responsabilidad de nuestros hijos al conducir.


En conclusión, lo más importante para facilitar este proceso es tener una comunicación sincera para fortalecer la confianza, llegar a acuerdos y prepararlos con el conocimiento de todas las leyes de tránsito antes de dejarlos tomar el volante. Como es el caso del Sr. Martínez y su hijo, haciendo clic aquí puedes conocer su historia: Testimonio de un súper papá.



Visita nuestro sitio web y conoce todos nuestros servicios.



39 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page